Breve descripción del café y su origen:


El café: Es una planta oriunda del África; se da en buenas condiciones en las zonas tropicales, donde se siembra entre los 600 y los 1.800 metros sobre el nivel del mar.

Requiere condiciones de humedad precisas, así como insolación moderada.

 Existen bastantes países productores de café en el mundo, aunque muy pocos tienen un lugar propio en las lista de mayores productores y a la vez de los mejores productores de café. Al hablar de café no es nada inusual hablar de Brasil, Vietnam, Colombia, Indonesia o Etiopia como los mayores productores de café en el mundo.

 Entre los mayores productores de café del planeta también se encuentran países pequeños, que a pesar de su tamaño producen cantidades importantes de este fruto, países como: México en un nada despreciable noveno lugar, después de haber ocupado por años el 5 y 6 puesto; el décimo país en la lista es Honduras.

 El café es el fruto del cafeto, que no es más que una planta probablemente originaria en una de sus variables de la provincia de Kala en Etiopía, mientras su otra variable es probablemente originaria del actual Congo Belga (República Democrática del Congo – Zaire), pero es una interrogante que aún atormenta a quienes buscan conocer el origen verdadero de este fruto que procesado produce una de las mejores bebidas del planeta.

 Existen 2 variedades de cafetos: arábica y robusta.

 El cafeto clase arábica es el de mayor producción, siendo cultivado en Brasil, Camerún, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Etiopía, Guatemala, Haití, Indonesia (isla de Java), Jamaica, Kenia, México, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, Tanzania y Venezuela.

El cafeto clase robusta o canephora, posee casi el 25% de la producción mundial, siendo cultivado en Angola, Brasil, Costa de Marfil, Filipinas, India, Indonesia, Madagascar y República Democrática del Congo. Tiende a ser más resistente que el arábico lo que explica su nombre “robusta”.

Hasta hace unos años su producción en México, se orientaba hacia la exportación; recientemente esto ha cambiado, y es común poder degustar esta bebida en diferentes formas y métodos de preparación en muchos lugares del país, aumentando exponencialmente su consumo interno, mientras la exigencia de un mejor café se ha vuelto algo común en los consumidores cada vez más acostumbrados a está.

 Hace unos años eran pocos los lugares en donde era posible encontrar un excelente café, hoy en día, existen varias empresas especializadas en la producción de estas bebidas, habiéndose agregado espacios especializados en cadenas de restaurantes nacionales e internacionales.

 Aún es común en muchas partes del país, la preparación de cafés basados en partes iguales de café y cereales, mientras otros fanáticos del café buscan preparados selectos ó tradicionales. Desde café preparado por medio de infusiones, como: café turco ó griego, café de filtro, café expreso, café ristreto ó café en dos.

 Llegando a cafés especialidades, preparados utilizando generalmente una de las formas de infusión, en combinación con leche, como: Latte macchiato, Café con leche ó café latte, Cappuccino (capuchino), Café cortado o macchiato. También pueden ser combinados con licores, cremas e incluso especias, como: Café americano, Café árabe, Barraquito, Bedoña, Blanco y negro, Biberón de Milán, Bombón (biberón o goloso), Carajillo, Café moca (mokaccino), Chocolateado, Crema (café-crème), Frappés, Irlandés, Café vienés (o cappuccino alla vienense).

 

 

 
 

 Variedad de Preparación del Café

 

En fín, cualquier forma o variedad de preparación, simples ó compuestos, poco ó bastante combinados, el café es hoy degustado más que antes por miles de guatemaltecos, que han descubierto que el café producido en está tierra es por mucho uno de los mejores del planeta, algo previamente conocido por muchos extranjeros. Aunque el mejor café del mundo sigue siendo el producido en Blue Montain en Jamaica, el de Guatemala sigue siendo catalogado como el mejor café gourmet.

 Entre algunas datos que todo amante del café debe de saber son:

 El café soluble ó café instantáneo fue creado en 1909 por el medico guatemalteco Federico Lehnhoff, haciendo posible consumir café en cualquier rincón del planeta, y de fácil preparación y a la vez completamente personalizado al gusto de quién lo prepara. En 1938, Nestlé desarrolló su café soluble Nescafé basándose en el trabajo de Lehnhoff. Starbucks, tiene como principal importador a Mexico y Guatemala con más del 70% de su consumo de café para bebidas especializadas, sus populares Frappuccino en botellas de cristal son hechos con café producido en Guatemala, tanto como el Double Shot. Guatemala poseen una variedad climática única por lo que las variedades de café cultivados en sus microclimas permite la creación de café Gourmet de gran sabor y textura por lo que el desarrollo económico depende más de la calidad que de la cantidad de la producción.

 Personalmente no he tenido la oportunidad de aprender a sembrar los cafetos, tampoco he aprendido a cortar café, pero si se que no es tan fácil como parece si se desea realizar a gran velocidad, porque se trata de cortar los granos de café sin llevar con ello hojas, y ramas de la misma planta. Es tan complejo su cultivo como el de las uvas, siendo igual de sensible a las heladas y a los cambios de temperatura, por lo que su sabor, textura y aroma cambia de cosecha en cosecha.

 El café maduro es muy distinto al café ya secado y tostado, con lo que se consigue eliminar el agua de la misma fruta dejando sólo su esencia. Es un trabajo duro, por el que respeto a quienes aún lo hacen, y brindan al planeta la posibilidad de disfrutar de una de las mejores bebidas que existen.